Albondigas de morcilla con salsa de pimientos

Receta de albondigas de morcilla con salsa de pimientos

Como entrante o aperitivo, las albóndigas de morcilla con salsa de pimientos forman un buen contraste entre la carne caliente y la salsa fría.

¿Quieres ver los ingredientes para Albondigas de morcilla con salsa de pimientos?

Descubre los ingredientes para hacer Albondigas de morcilla con salsa de pimientos pinchando aquí:

¿Cómo hacer albondigas de morcilla con salsa de pimientos?

1

Para elaborar estas ricas albóndigas de morcilla, lo primero que tenemos que hacer es pelar las morcillas y desmenuzarlas con la ayuda de un tenedor.

2

Sobre las morcillas echaremos un huevo batido y un puñado de piñones. Nos aseguramos de mezclar bien la masa, removiendo constantemente, y la dejamos en el congelador de 15 a 30 minutos, para que las albóndigas de morcillas adquieran la consistencia deseada.

3

Pasado este tiempo, sacamos la masa de las albóndigas de morcillas con salsa de pimientos, y procedemos a hacer bolitas con ella. Para trabajar mejor con la masa, te recomiendo que esté muy fría.

4

A continuación, enharinamos las albóndigas de morcilla y las freímos en una sartén, con aceite abundante y muy caliente, para que de este modo las albóndigas queden tiernas por dentro, pero crujientes por fuera.

5

Sacamos de la sartén, y las dejamos sobre un papel absorbente para retirar el exceso de aceite.

6

Para hacer la salsa de pimientos que acompañará a las albóndigas de morcilla, picamos el ajo y la cebolla, y los echamos en una sartén con un chorrito de aceite, hasta pocharlos.

7

Cuando la cebolla esté transparente, le echamos una pizca de sal, removemos y sacamos de la sartén, para pasarlo por un pasapurés.

8

Ahora toca trabajar con los pimientos rojo. Lavamos, pelamos y asamos los pimientos, para hacer la salsa de pimientos.

9

Al igual que con la cebolla, pasamos el pimiento asado por el pasapurés o por la batidora. Le añadimos la cebolla, el perejil picado y la ralladura de limón. Mezclamos bien, y lista para servir junto a las albóndigas de morcilla con salsa de pimientos.

Foto orientativa: Moverelbigote

Nota del autor:

Es muy importante que a la hora de servir las albóndigas de morcilla, éstas estén calientes y la salsa de pimientos fría.

Otras búsquedas relacionadas con "Albondigas de morcilla con salsa de pimientos"